depositos acero inoxidable

Todo lo que debes saber sobre nuestros depósitos de acero inoxidable

Desde la fabricación de la primera olla exprés en 1923, en Bellvis nos hemos dedicado a fabricar equipos a presión en acero inoxidable. Uno de estos equipos son los depósitos a presión de acero inoxidable.

Nuestros depósitos están diseñados y fabricados cumpliendo la normativa europea 2014/68/UE y todas las normativas vigentes, pero también nos adaptamos a las necesidades y deseos de nuestros clientes, para fabricar el depósito que mejor se adapte a sus necesidades, garantizando siempre la mejor calidad  y seguridad gracias a nuestro asesoramiento.

CBC Bellvis depósitos acero inoxidable

¿Cómo nos aseguramos de conseguir la calidad y seguridad necesarias?

Contamos con soldadores homologados, que siguen estrictos procesos de soldado por arco con electrodo de volframio y gas inerte (soldadura TIG), bajo la normativa UNE-EN ISO 15614-1, lo cual garantiza una soldadura precisa y de calidad. Esto hace que nuestros depósitos tengan un gran rendimiento en sectores tan diferentes y exigentes como el farmacéutico, químico y alimentario, ya que están dotados de una gran versatilidad para acoger sustancias de todo tipo.

Pero no solo nos preocupamos del apartado funcional y de seguridad. La estética también es importante para nosotros, y en Bellvis te damos a elegir entre distintos tipos de acabados superficiales, y disponemos de acabados satinados, mates y pulidos. Todo para que puedas tener el depósito que necesites.

¿Qué sustancias pueden contener nuestros depósitos?

Como hemos mencionado, los depósitos de acero inoxidable de Bellvis son versátiles y son empleados a menudo en sectores como el farmacéutico, químico o alimentario. Esto hace que tanto su diseño, como sus materiales permitan acoger en su interior una gran cantidad de sustancias o procesos químicos. Algunos ejemplos incluyen: Vino, Aceite, agua, leche, zumos, chocolates, cerveza, harina, azúcar, levadura, salsas (mayonesa, salsas de tomate….), tintas, jabones, ácidos, aditivos alimenticios, para pasteurización, autoclaves de esterilización, equipos de fritura.

¿Por qué elegir un depósito de acero inoxidable?

El acero inoxidable es un material que garantiza tanto flexibilidad, como facilidad de uso, así como una gran resistencia, que le aporta una gran longevidad. Además, el acero inoxidable es un material resistente a la corrosión y a los efectos del clima, por lo que los depósitos de acero inoxidable, son la opción perfecta tanto para el tratamiento, como para el almacenamiento de alimentos y sustancias químicas.

Noticias

Equipamiento para residencias

En Bellvis disponemos de muchos productos que pueden ser utilizados en residencias. Desde la correcta preparación de los alimentos, pasando…
Menú